Seleccionar página

“Los que saben no hablan, los que hablan no saben”

Para los occidentales aquello de que quien calla otorga nos lo han contado desde pequeños… parece ser un dicho conocido por cualquier lugar al que vayamos..

Es frecuente ver en consulta, en talleres o retiros, personas muy ansiosas que dicen y creen estar ya despiertos, alardeando de técnicas y sabiduría por doquier. Y esto de su vez llamando claramente la atención con la incoherencia en sus vidas, formas de relacionarse e incluso con el mismo hecho de hablar tanto…

Una vez más, yo también caí ahí, y por suerte, ahora cada vez que me atrapo en ese lugar… me callo q mi misma o la vida me da una bofetada cósmica que me ubica de isofacto.

El arte de vivir despierto…es una concepción de la vida. Un elegir. No es una psicología o cierto tipo de ciencia. Es un ejemplo de lo que se reconoce como un “camino de liberación”. Y se hace día a día, paso a paso, instante a instante. Otro modo de mencionarlo sería hablar del camino del zen. (Salvando sus pequeños matices según su procedencia)

Se trata de cruzar a la otra orilla, o como me gusta decir q mi “de orilla a orilla”. A veces me veo encima de la tabla, con el viento en la cara surcando la ola, y otras veces sumergida recibiendo todos los golpes del mar, hasta que saco de nuevo la cabeza y respiro.

Pregunta el discípulo: -¿Qué es el Zen?

Responde el maestro: -Sigue caminando

¿Y a dónde nos lleva todo esto?

A elegir el silencio, al menos más a menudo de lo que hacíamos hasta ahora.

Y a soltar el ego.. que nos lleva como títeres..

Solo desde el silencio podemos acercarnos a ir tomando las riendas y vivir en el flow de la vida, soltando las cuerdas de la marioneta del ego.

…continuará… 🙏🏼😀

Leire

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad