Va por rachas. Si sucede que ha habido una catástrofe, inundaciones que desborden el río y pillen en sus coches a alguien que acabe ahogado de forma traumática, terremotos, incendios, accidentes… pues como que a una se le activan los pilotos de alerta en modo “posible peligro”.

Y casi sin darte cuenta, empiezas a vivir desde el miedo a que pueda suceder. Empiezas a tener cierta activación de ansiedad e inquietud, que si debe junta con un día sensible puede acabar en crisis de ansiedad o necesidad de controlar que todo esté bien.

Es curioso que fluir en la vida, vaya de la mano de soltar y permitirse sentir, incluso eso que a veces nos contrae, retuerce y duele.

No se si esto te ha pasado, pero puedo decirte que yo también me he visto ahí muchas veces. Asustada, paralizada o en pánico intentando controlar.

Lo que más me activa, de forma particular, es que pueda sucederme algo a mi, dejando desamparados a mis hijos. O que les suceda algo a ellos (angelitos inocentes) y se pierdan la vida.

Así que una y otra vez, trabajo el ubicarme. El desapegarme y el dejar de creerme imprescindible. A veces lo consigo y a veces me cazo ahí enredada. Te mentiría si te dijera que logro fluir 100% sin miedo. Es más, ya no me peleo porque así sea, me acaricio mas a menudo, dándome arropo, perdonándome por mi ceguera, soltando posibles culpas y comprendiendo mis miedos.

Esto me ayuda a abrirme a entender que la vida es para experimentarla, que no elegimos lo que sucede, o tal vez ya fue elegido y ahora solo queremos entender porque elegimos aquello. Me viene aquella escena de Neón y el oráculo, de la película matrix. Incluso a veces, parte de mi ser, o la voz de alguno de mis personajes me dice: ¡claro que elegimos! Y por ello, ¡lidera tu vida!

Esto a veces me ayuda a tomar las riendas de mi vida, y en otras nevarías empuja a exigirme demasiado, dirigiéndome al agotamiento, a la supervivencia y lucha.

¿Ahora que hago?… o al menos lo intento… —> DANZAR ENTRE MI PODER INTERIOR, la fuerza de liderar-me y las experiencias que la vida me trae (ya sea porque alguien las eligió para mi espíritu o porque yo la elegí y ahora vine a entender la elección hecha).

Sea como fuere, surfeo, de ola en ola, a veces tragando agua, a veces mascando arena, yendo de orilla a orilla, danzando bajo el fluir de lavar vida.

Leire

 

 

 

 

¡Suscribete Ya!

-

Recibirás de regalo el Manual 7 días para mejorar tu Autoestima.

Además, estarás siempre informado de mis novedades.

Genial, ahora solo queda confirmar el email de bienvenida que te hemos enviado.

¿Quieres estar informada de los descuentos que vaya lanzando?

Suscríbete y te mantendré informada de todas las ofertas. En este mes voy a lanzar promociones del 50% y hasta el 70%.

Suscríbete para no perderte la oportunidad. 

Te has suscrito perfectamente.