Seleccionar página

Dinero, madre y vida son energías equivalentes.

Como tratamos a la madre, así nos trata la vida y el dinero.

Si en tu familia se perdió el dinero, la adaptación puede ser no tener para no vivir el sufrimiento… 

¿Te resuena esto? Si es así sigue leyendo hasta el final.

El siguiente orden de la abundancia dice « tomar », tomar todo como es, tomar a todas las personas como son, formar parte del movimiento de la compensación de la vida, equilibrando el dar y tomar.

El dinero que recibimos es la compensación a nuestro buen dar. El buen dar empieza con los padres : cuando « tomamos » a nuestros padres, o sea, cuando aceptamos recibir incondicionalemente todo lo que nos dieron nuestros padres, necesitamos devolver, por agradecimiento, pero a los padres no les podemos devolver lo mucho que nos han dado, por lo que instintivamente nos giramos hacia los demas, pareja, trabajo, y a ellos damos lo que tomamos de los padres. Esto es el buen dar. Y el entorno nos lo compensa y agradece con la abundancia.

Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero.

Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional

Tomar a ambos a la vez permite que el éxito profesional fluya en nuestras vidas. Y este éxito está unido a la prosperidad económica.

La prosperidad tiene que ver con crecer, salir adelante y desarrollarse alcanzando objetivos, metas… se relaciona mucho con la carrera profesional.

La abundancia es cuando hay mucho de algo, cuando se produce el fluir continuo de… cualquier cosa.

LOS LAZOS INVISIBLES

Mira esto, por ejemplo, si mamá perdió a su padre a una edad temprana y nosotros por afinidad (somos dobles por ejemplo) con el abuelo, estamos ocupando una posición de padre frente a ella, entonces nos será difícil tomar a mamá. Nos sentiremos con el derecho de juzgarla, y decirle qué está bien y qué está mal como si fuésemos su padre. Tendremos la soberbia de creer que sabemos qué es lo que mamá debe o no debe hacer con su vida. Esto será normal, pues estamos ocupando una posición de padre frente a ella.

Tal vez pienses y digas a menudo…

  • No gano lo suficiente.
  • No llego a final de mes…
  • Compro compulsivamente y después no utilizo lo que he comprado…
  • Tengo miedo de perder mi dinero por mucho o poco que sea…
  • Estoy siempre endeudado…

¿Te suena alguno? Por supuesto hay muchos más, pero si tienes algún tipo de conflicto con el dinero, lee este artículo hasta el final.

Vivimos en un mundo en el que el dinero es la moneda de cambio para casi todo. Prácticamente para cualquier cosa material que desees, necesitas dinero. Muchas creencias vienen por lazos inconscientes…ancestros que vendieron hijos por dinero y tu ahora sientes que el dinero es sucio y malo…abuela rica que se murió en un incendio perdiendo todo el dinero escondido bajo el colchón.. y tu ahora derrochas todo lo que tienes antes de perderlo… largo etcétera de posibilidades es nuestras entrañas de «lazos invisibles».

Si en tu familia se perdió el dinero, la adaptación puede ser no tener para no vivir el sufrimiento. 

“LA LEALTAD A MI CLAN”

Esta creencia es muy potente  porque tiene que ver con el amor y la lealtad a tu familia, tanto la actual como la de tus antepasados que ya ni siquiera están vivos. Los lazos familiares son muy fuertes y como explica el transgeneracional, existen programas inconscientes que influyen directamente en multitud de acciones, pensamientos, creencias y emociones que traemos de serie.

Además, el ser humano tiene una gran necesidad de pertenencia. El rechazo y la soledad es uno de los miedos más grandes que tenemos las personas. De ahí que sentirnos amados y aprobados por nuestro clan familiar es tan importante.

¿Pero qué pasa cuando esa lealtad a tu familia hace que no progreses en tu vida? ¿Qué ocurre cuando tener éxito en las finanzas supone ganar más que tus padres, hermanos o ancestros? ¿Qué sucede cuando en la historia de tu familia todas las mujeres se quedaban viudas y no eran felices en el amor o todas las relaciones acababan en ruptura y de repente tú estás gozando de una relación de pareja plena?

A menudo nos ocurre que inconscientemente sentimos que estamos fallando a nuestra familia por tener demasiado éxito en ciertas áreas de nuestra vida y autosaboteamos el éxito mediante peleas, discusiones o miedos irracionales.

LOS PADRES DAN Y LOS HIJOS TOMAN

Este es un orden del amor, que dice que los mayores en el sistema familiar dan y los pequeños reciben. Nos cuesta mucho sentir que nuestros padres nos lo dieron todo de forma perfecta, que no hay error alguno y esto requiere de un proceso de desarrollo personal en que es necesario perdonar. Sino nos estamos cortando el flujo de abundancia y prosperidad a nuestra vida.

“QUE YO TENGA ÉXITO ES UNA GRAN CARGA PARA LOS DEMÁS”

Esta creencia es también muy común, conocida también como el miedo al éxito. En principio parece paradójico: todos queremos triunfar. Sin embargo alrededor de la palabra éxito existen muchas creencias limitantes y algunas de ellas tienen que ver también con nuestra familia.

Los seres humanos tenemos la capacidad de elegir siempre: puedo ver la parte positiva del éxito, así como la negativa. Es cierto que triunfar conlleva ciertas responsabilidades o visiblidad, por ejemplo a nivel profesional, pero soy yo quien decide si centrar mi atención en la parte positiva o la negativa.

Si tienes miedo al éxito o lo consideras una carga, puedes indagar sobre tu nacimiento, sobre lo que significaste para tus padres… pero no te quedes ahí, recuerda que lo importante es trabajarte las creencias saboteadoras que detectes en ti.

Si uno tiene bien integrada psíquicamente a su madre, irradiará alegría, la gente le amará, triunfará en su vida, brillará… La madre nos conecta a la vida. La felicidad empieza muy temprano, empieza con la madre y se sigue manteniendo en la relación con ella. El camino de la felicidad se interrumpe cuando perdemos el contacto con la madre. Bert Helinger.

Te invito que cierres los ojos. Y visualices a tu madre. Déjatela sentir…

¿Qué sentimientos te genera aquí y ahora?¿Te paraliza?¿ Quieres acercarte?¿Quieres alejarte?¿La juzgas?

Sólo déjate sentir…

Y mira si puedes decirle: “SÍ, YO TE TOMO CON TODO LO FUE Y TODO LO QUE ES. GRACIAS”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad